Return to site

Polyamor y
relaciones abiertas

Abrirse ... ?
“Desde variedad sexual y fantasías al crecimiento personal, hay muchas razones distintas por las que la gente decide meterse a relaciones abiertas. Antes de dar algunas de las razones más comunes para hacerlo, deja que te avise que evites algunas problemáticas.  
Si estás considerando el expandir tu relación monógama a una no-monógama, no lo hagas por no estar a gusto con tu actual relación, creyendo que metiendo otras personas se arreglará. Ese es el camino seguro al desastre —abrir la pareja sólo hará que destaquen más los problemas.
No la pruebes porque pienses que es cool, que está de moda o porque todo el mundo a tu alrededor está en una. Tampoco debes sentirte bajo coacción o presión por parte de tu pareja para explorar la no-monogamia. Las dos personas debéis estar en el mismo punto de partida para que tenga alguna posibilidad de salir bien.”
“Si estás pensándote lo de iniciar una relación abierta, primero autoevalúate a fondo y honestamente para determinar si aventurarse más allá de la monogamia es algo para ti. Aquí tienes algunas preguntas para valorarlo, contéstalas en un diario o habla de ellas con un/a amigo/a, pareja o terapeuta.
 
¿Qué piensas de la monogamia?
Si has estado en relaciones monógamas antes ¿cómo te sentías en esas relaciones y cómo funcionaron, o no, para ti?
¿Crees que una persona puede querer/estar enamoradx de más de una persona a la vez?
¿Qué papel juega el sexo en vuestra relación? ¿Cómo es de importante para ti?¿Qué significa para ti?
¿Puedes tener sexo sin una conexión emocional?¿Como están relacionados, o no, sexo y amor?
¿Has tenido alguna vez “amigxs con derecho a roce”? (fuck buddy, friend with benefits)?¿Qué funcionaba y qué no en esa relación?
Y el enamoratontamiento ?
“Cuando te encuentras con alguien con quien salta alguna chispa —sea porque quieres follar, enamorarte o ambos— normalmente sientes un subidón de excitación. Te sientes volando, que te estrellas, enamorándote. Algunxs científicxs sociales se refieren a este estado como limerencia. 
(…) Cuando encuentras a alguien que te gusta, cuando tu “cuelgue” es recíproco, cuando persigues una relación, te sientes flotando. No puedes quitarte a esa persona de la cabeza. No puedes esperar hasta la próxima vez que la verás. Te concentras en vosotrxs dos: Es fácil cerrarse al resto del mundo. Cuando estáis juntxs, no podéis quitaros las manos de encima. Las investigaciones han mostrado que muchos de estos sentimientos vienen de cambios químicos en el cerebro. Cuando sientes atracción por primera vez, comienzas una relación y te enamoras, los niveles de dopamina y norepinefrina [noradrenalina] (estimulantes naturales) suben en tu sistema límbico; a eso se suma que la actividad sube en las partes de tu cerebro envueltas en la excitación y placer.
Cuando pones juntos lo físico (cambios químicos del cuerpo) y lo emocional y psicológico (intensos sentimientos y pensamientos), tienes lo que alguna gente llama Energía de una Nueva Relación [en realidad la gente la suele usar como NRE o New Relationship Energy también en España]. El término fue acuñado por Zhahai Stewart a mediados de los 80, y ha sido comúnmente usado por personas polyamorosas desde los años 90.
NRE es ese estado eufórico de amor o deseo en el que el mundo parece girar en torno a la nueva persona. Es maravilloso y peligroso a la vez. Es maravilloso, porque nos sentimos llenxs de energía, vivxs, excitadxs y emocionadxs de haber encontrado una conexión mutua con alguien. Se lo quieres contar a todo el mundo, tiendes a verle todo positivo y ninguna de sus pegas. Uno de los beneficios de una relación abierta es que puedes experimentar la NRE sin tener que terminar una relación existente. ¿Cómo pueden ser esos maravillosos sentimientos peligrosos para las personas en relaciones abiertas?. Durante ese período, tu capacidad de juicio está alterada: Está alimentada por hormonas y deseo y está nublada con abrumadores sentimientos de amor y deseo. Muchas personas cuenta que cuando una de sus parejas está experimentando NRE, se centran sólo en sí mismxs y su nueva pareja; se olvidan de otras parejas, se hacen indiferentes, y actúan con poca consideración. NRE puede causar intenso sufrimiento en el corazón de nuestra pareja, y se sabe de casos en que ha roto la pareja.”
 
“Las personas veteranas en no-monogamia conocen la NRE (Energía de la nueva relación ). Saben que es una fase que acabará pasándose, y muchxs lo sobrellevan hasta que se acaba. Incluso las personas con más experiencia entre nosotrxs pueden sentir frustración cuando su pareja es atrapada por el vertiginoso mundo de una nueva aventura o relación. La clave para mantener tu salud mental es paciencia. Permítele a la persona que está en NRE la libertad de subirse a ella, pero recomiéndale no hacer ninguna decisión importante durante
ese período. Recuérdale que tiene otros compromisos y que no los incumpla por esta nueva persona.
Un conflicto habitual es cuando la pareja de la persona que se ha enamorado intenta dar una visión con algo de perspectiva, quizás expresando alguna preocupación, sobre la nueva persona. Esa parte de la pareja lo tiene claro, tiene experiencia y puede ver el drama
aproximándose desde bien lejos. La persona enamorada no es capaz de ver nada negativo y acusa a su pareja de estar siendo celosa y posesiva. Esa es la razón por la que es importante saber que estás en medio de la niebla de la NRE. 
(…) Si estás experimentando NRE, date cuenta de qué está sucediendo y sé consciente del estado enloquecido en el que estás. Presta atención a tu partner y relaciones actuales: Sé consciente de no descuidarlas o darlas por hechas, y sé sensible sobre cómo se sienten. Enfoca tu nueva explosión de amor y energía para beneficiar a todas tus relaciones, no
sólo a la nueva. No tomes decisiones importantes en medio de la NRE como: Vámonos a vivir juntxs! Te presto 1.000 €! Empecemos un negocio juntxs! Quiero viajar por todo el país! Respira hondo y recuerda que hay tiempo de sobra para tomar decisiones importantes sobre tu vida más adelante. Escucha a tus seres queridos.”
 
Traducción de Opening Up (Tristan Taormino)
Y los celos...
Los celos son en realidad una palabra “paraguas” para una constelación de sentimientos, que incluyen envidia, rivalidad, inseguridad, incompetencia, posesividad, miedo al abandono, sentir que no nos quieren y sentir que nos excluyen. Decir simplemente “tengo celos” es algo muy vago, puesto que significa cosas diferentes según para quién y se manifiesta de tantas maneras diferentes. (…) Es más útil pensar en los celos como un aviso de que algo no está bien. Intenta averiguar cual es la raiz de tu sensación y qué necesitas para sentirte mejor. El explorar el tema puede abrir una caja de Pandora, pero mientras no seas capaz de averiguar por qué sientes celos, no serás capaz de resolver los problemas que causan esa sensación. Una vez identifiques el origen de los celos, serás más capaz de manejarlos, de sentir que te controlan menos y puede que seas capaz de que desaparezcan. A continuación hablo sobre cuatro emociones específicas como los componentes de los celos: Envidia, inseguridad, posesividad y sentir que nos excluyen.”
La inseguridad o la baja auto-estima está entremezclada con la envidia y es el centro de los sentimientos mas fuertes de celos. Puede aparecer como falta de confianaza en nosotrxs mismxs, como auto-juzgarnos, como comparaciones constantes con otras personas (especialmente las parejas de nuestra/s pareja/s) o sentir que no somos lo suficientemente buenxs. Si no te sientes bien respecto a ti o a tu relación, alguien nuevo que aparece en la relación despierta todo tipo de dudas e inseguridades. Igual que la envidia, la inseguridad es esa voz interior que se burla de ti: “Ella es más guapa que yo. El apetito sexual de él es mayor que el mío. Ella es más del tipo de las que le gustan mi pareja. Él tiene más en común con mi marido”.
La inseguridad viene de muchas fuentes y se manifiesta de muchas maneras, es un problema difícil de manejar. Primero, debes creer firmemente en la posibilidad de una relación abierta: que tú puedes tener sexo con más de una persona o querer a varias personas al mismo tiempo. Si no lo crees, SIEMPRE verás las otras personas y las otras relaciones como sobrepasando tus límites y amenazando tu relación. Segundo, necesitas separarte a ti de los deseos y las relaciones de tu pareja que no te incluyen a ti, porque realmente NO SON SOBRE TI. (…) Si tu pareja elige un amante a quien le gusta el spanking y que lo hace muy bien, no significa que desea que TÚ fueses una persona conocedora y experta del spanking. Esa relación no representa un déficit en vuestra relación, no es un comentario sobre vuestra relación y no va a reemplazarte. (…)
Si no sientes seguridad sobre quién eres y la fuerza de tu relación, examina por qué sucede eso. Por ejemplo, puedes experimentar tus propios problemas de incapacidad o miedo al abandono. Si es tu caso, necesitas trabajar en resolver la raíz de esos deseos. El trabajar sobre la propia autoestima no es algo que se hace de hoy para mañana; requiere mucho tiempo, dedicación y perseverancia. Dicho eso, no es lo mismo no sentir que se nos puede amar (no somos lo suficientemente buenxs, no mereces amor) y sentirse no queridxs. Tu sensación de inseguridad puede venir de no estár recibiendo algo que necesitas de tu pareja para sentir seguridad. Quizás él no ha sido lo suficientemente cariñoso o no ha hecho el esfuerzo de reservar tiempo de calidad contigo. En ese caso necesitas sentarte con tu pareja y hablar del tema.
A veces la inseguridad viene alimentada por la imaginación.: imaginamos a la nueva relación de nuestra pareja como el más perfecto ser humano que hay en el mundo. Esta manera de pensar —basada no en hechos si no en nuestros peores miedos— puede a menudo corregirse con una simple prueba de la realidad: Queda con la nueva pareja. Cuando la conoces en persona, es más complicado el sospechar irracionalmente, desagradar, demonizar a alguien o el ponerla en un pedestal.
Si es tu pareja quien está insegura, no tú, tu trabajo número uno es dar apoyo. Todo el mundo necesita reafirmar que su pareja, le quiere, está comprometida y no va a abandonarnos. El apoyo es especialmente importante en las relaciones no-monogamas, porque pueden aparecer chispas de infidelidad entre nosotrxs tan fácilmente. Dile claramente a tu pareja que la quieres y la valoras y que no estás intentando reemplazarla.”
Sentirse excluídos
 
Cuando algunas personas dice que sienten celos, lo que sienten en el fondo es que se les ha excluído. Desean que pudiesen participar en las actividades y aventuras de su pareja. Por ejemplo: Tengo celos de que mi amante Jenny vaya a ir a una fiesta sexual y que yo tenga que quedarme en casa y estudiar. O que la pareja de Jenny la lleve de vacaciones, y que yo desee que pudiese ir con ellxs y ver todos los sitios exóticos que ellxs ven. O Jenny va a conocer a muchísima gente interesante en el congreso poliamor de este fin de semana, y yo deseo que ojalá pudiese estar allí.
 
A veces, el deseo de ser incluídas puede ser satisfecho: Puedes llegar a un acuerdo con tu pareja para tener sexo o citas siempre juntxs. En otros casos, cuando no es posible tomar parte, o no es realista, o deseable, se puede buscar maneras de manejar esos sentimientos. Una solución bastante sencilla: Cuando tu pareja se va a una cita, haz planes para hacer algo con amigxs: Estar ocupadxs es mejor que estar a solas en casa, revolcándose en los celos. O pídele a tu pareja que planee las citas para una noche cuando tu tienes una clase o alguna actividad regular. Para algunas personas, el oir los detalles de la cita de su pareja puede ser otra manera de sentirse incluidas e informadas. Aunque estas estrategias te pueden ayudar a manejar la sensación, para llegar al corazón del problema trabaja en este objetivo: Debes creer firmemente en tu pareja y apoyarle para que tenga espacio físico y emocional para experimentar cosas sin ti.”
Ser capaz de manejar los celos
 
Si tú eres la persona que se siente celosa, el primer paso es permitirte sentir los celos. Incluso si sabes, intelectualmente, que tu emoción es irracional, puedes sentir los celos como algo real, visceral, que te supera. Así que permítete sentirlos: admite que los estás sintiendo. No te critiques por ello o te avergüences y critiques por esos celos, sólo empeorará las cosas.
 
Recuerda que los celos pueden ser una reacción aprendida, que vemos representada y reforzada a nuestro alrededor. Recuerda que puedes estar actuando inconscientemente de la manera en que crees que debes reaccionar.
 
(…) Cuando sientas cualquier tipo de celos, primero pregúntate qué hay bajo ese sentimiento. ¿Sientes que te han excluido, sentido de la propiedad, envidia?¿Te estás comparando con otra persona?¿Sientes una amenaza, una falta de respeto, enfado?.¿Fue algo específico lo que disparó tus celos? Recuerda que a menudo no podemos predecir que algo nos molestará hasta que sucede y nos entristecemos.
 
Después busca apoyo de tus amistades, familia o terapeuta. Tu red de apoyo te ayudará a valorar la realidad de la situación así como cualquier sospecha o miedo que puedas tener. Las personas que te quieren y apoyan te pueden ayudar a ver que la nueva relación de tu pareja no es el mejor invento desde el pan de molde (o lo que sea que has imaginado que son) y tranquilizarte diciendo que tu relación es sólida.
 
Por último, piensa en qué necesitas para sentirte mejor; puede que sea tiempo para ti, consuelo dada por tu pareja o compromiso de tener algún tiempo “de calidad”.
 
Algunas personas descubren que sus celos no tienen nada que ver con las acciones de su pareja, así que eligen trabajar esos sentimientos. Los auto-cuidados —que simplemente es ser capaz de calmar, consolar y cuidar de nosotrxs mismxs cuando nos sentimos mal— es una habilidad necesaria cuando se lucha contra los celos. Esto puede incluir meditación, escribir un diario, pasar tiempo con amistades, hacer ejercicio, hacer algo creativo o mimarte. Otra gente necesita compartir sus sentimientos con una pareja para que les ayuden a resolverlos. Cuando te expreses, responsabilízate de como te sientes. Tus sentimientos son tuyos, así que no los proyectes en la otra persona.
 
Una manera útil de hacer esto es una herramienta de la comunicación no-violenta que se llama «usar el lenguaje del “yo”». Usando el lenguaje del “yo” te ayuda a admitir tus sentimientos y no culpar a otros por ellos.
“El que llevases a Sara al zoo hirió mis sentimientos” (pongo la culpa en ti)
“Me sentí heridx cuando llevaste a Sara al zoo en lugar de a mí”. (así me siento)
Antes de compartir cómo te sientes, habla sobre qué necesitas para sentirte mejor. Recuerda que tus sentimientos puede hacer surgir un nuevo acuerdo o regla entre vosotrxs, que puede ayudar a evitar o aliviar los celos en el futuro. Por ejemplo: (…) Preferiría que no llevases a tu otra pareja al grupo de calceta, porque están muchas de mis amistades allí.
Si tu pareja te dice que siente celos, tu responsabilidad es escuchar sin juzgar. Admite sus sentimientos incluso si no los entiendes. Muestrate presente y disponible para procesarlo con tu pareja. Si tu pareja te llega sintiéndose mal, nunca la rechaces diciendo: “Yo seguí nuestro acuerdo, es tu problema, manéjalo tú”. Alguna gente cree en este sistema de “mano dura”, haciendo que cada persona sea responsable de sus sentimientos a solas.
Aunque que creo que somos responsables de nuestros sentimientos, no creo que eso tenga que significar dejar a tu pareja abandonada para que lo procese ella sola. No tienes por qué admitir la culpa por cómo se siente otra persona o tomar sus problemas como si fueran tuyos. De todos modos, si estás en una relación, has hecho un compromiso; debes trabajar en el problema, o curando o arreglándolo de la manera que puedas. Además de escuchar, tranquiliza a tu pareja con celos sobre tu deseo, amor y compromiso. Dale cómo son las cosas realmente si ves que sus miedos no son razonables.

- See more at: http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/celos-y-otras-emociones-intensas-7/#sthash.2MOpznyY.dpuf
- See more at: http://www.golfxsconprincipios.com/lamoscacojonera/celos-y-otras-emociones-intensas-6/#sthash.dF3agvtc.dpuf
All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly